domingo, 1 de enero de 2012

SAMAEL AUN WEOR

Samael Aun Weor
Como todos los hombres que han destacado en el devenir de los tiempos, Samael Aun Weor ha causado un revuelo en los medios, literarios, artísticos, religiosos y esotéricos, no sólo por la cantidad abrumadora de obras que ha escrito (mas de 60 libros), sino además, por el contenido de las mismas. Samael ha hablado en forma clara, sintética y verdadera sobre la vida y la muerte, la reencarnación, los misterios de la naturaleza y del cosmos, sobre el cuerpo, el alma y el espíritu, sobre el simbolismo y el lenguaje esotérico, Etc..
Sus obras han sido traducidas a más de 10 idiomas (español, francés, ingles, alemán, árabe, japonés, portugués, italiano, tailandés, hebreo, etc.).

Samael Aun Weor, fue un hombre de estatura alta, de anchos hombros, de mirada penetrante, rasgos egipcios y piel clara. Él fue  a diferencia de tantos filósofos, místicos, parapsicólogos o esoteristas, un hombre exclusivamente práctico, en un ciento por ciento. No era amante de las teorías, ni gustaba de tomar las ideas prestadas. Fue un científico autentico.

Siempre se ha definido a sí mismo como un instrumento que utiliza su Real Ser interior, para entregar a la humanidad de esta época un mensaje tremendamente revolucionario, que acaba con todos los dogmas y tiranías del intelecto.

Samael Aun Weor (Víctor Manuel Gómez Rodríguez), Nació en Colombia en medio de terremotos y guerras, un 6 de marzo de 1917, cuando todavía rugía la primera guerra mundial, con toda la crueldad que la caracterizó, y dejo su cuerpo físico, falleciendo en la Navidad de 1977, concretamente el día 24 de Diciembre, en México D.F., ciudad donde pasó la mayor parte de su vida.

Es bueno añadir que desde su infancia, el Maestro Samael presentía la misión que le aguardaba, como legítimo bodhisattva de compasión, y por ello para él no resultó extraño, en modo alguno, la observación de fenómenos metafísicos en todo momento.

“Fui siempre un adorador del sol y tanto al amanecer como al anochecer, subía sobre la techumbre de mi morada  y sentado al estilo oriental como un yogui infantil sobre las tejas de barro cocido, contemplaba al astro rey en estado de éxtasis, sumiéndome así en profunda meditación; grandes sustos se llevaba mi noble madre viéndome caminar sobre las tejas”, relata en uno de sus libros.

Con estos hechos tan contrastables, el Maestro Samael Aun Weor pronto de dio cuenta de lo superficial y monótona que resultaba la vida común y corriente. Comenzó a indagar sobre qué existía en el “mas allá”.

Llegando a su adolescencia, vivenció  el samadhí, eso que en oriente se denomina el vacío iluminador, lo cual dejó en su psiquis y en su alma una experiencia inolvidable. Según el budhismo estrictamente disciplinario, el vacío iluminador es la experiencia de la vida libre en su movimiento, es la esencia misma de la vida, es precisamente la captación de lo real, o de la verdad. Tal vivencia, según palabras del mismo Maestro Samael, deja en el interior del hombre un elemento especial que transforma radicalmente, nos convierte en verdaderos aspirantes del camino secreto y, consecuencialmente, se siente la necesidad imperiosa de realizar el cambio radical.

Con ansias infinitas se propuso analizar detalladamente los problemas del espíritu a la luz de la ciencia moderna. Interesantes le parecieron por aquella época los experimentos científicos del físico inglés William Crookes, descubridor insigne de la materia en estado radiante y del talio, ilustre miembro de la Real Sociedad Británica.

Sensacionales Le parecieron las famosas materializaciones del fantasma de Katie King en pleno laboratorio, tema planteado por Crookes en su "medida de la fuerza psíquica".

Descubrió con asombro místico la doctrina secreta, obra extraordinaria de la venerable y gran Maestra del gnosticismo teosófico Helena Petrovna Blavatsky. Agotados los teóricos estudios de tipo teosóficos, practicó con intensidad raya-yoga, bhakti-yoga, jnana-yoga, karma-yoga, etc., múltiples beneficios psíquicos obtuvo con las yogas prácticas. A los diecisiete años, se dedicó a dictar conferencias en la Sociedad Teosófica de su ciudad, de la que era militante.

Posteriormente, a los dieciocho años ingresó en la escuela gnóstica Rosa-Cruz Antigua; institución benemérita fundada por el excelentísimo Sr. Arnoldo Krumm Heller, médico-coronel del  ejército mexicano; insigne catedrático de la Universidad de Medicina de Berlín, Alemania; notable científico; extraordinario políglota.

Encontró inagotables esplendores en las magníficas obras de Krumm Heller, Hartman, Eliphas Levi, Steiner, Max Heindel, etc., etc., etc. Declaró que por aquella época se estudió ordenadamente toda la biblioteca rosacrucista.

Samael, fue siempre un incesante buscador. Lo animó a trabajar su anhelo de conocer – por vía de la experimentación directa – los diferentes procesos ocultos que originan los diversos acontecimientos que conforman la existencia de todo ser humano.

Samael Aun Weor necesitó centrarse a fondo en el esoterismo práctico y eso le llegó cuando contrajo matrimonio con la Maestra Litelantes (Arnolda Garro), con quien unió su vida durante 32 años. Solamente la muerte pudo separarlos físicamente.

Lo extraño y grande a la vez, es que Samael Aun Weor nunca fue rico, nunca le importó el dinero ni las propiedades. Dirigiendo un movimiento a nivel mundial con varios millones de personas en todo el mundo, por no tener, ni su misma casa le pertenecía, era alquilada. El renunció públicamente a todos los derechos de autor de sus obras, a pesar de haberse vendido cientos de miles de sus libros. Sus enseñanzas impartidas en diversos foros siempre fueron gratuitas.

Samael escribió su primer libro al que titulo “El Matrimonio Perfecto o La Puerta de Entrada a la Iniciación”, en enero de 1950 y desde entonces siguió escribiendo libros hasta el momento de su muerte.

En este libro radical, se rasga por completo el tupido Velo de Isis, cerrado desde la noche de los siglos sobre los misterios esotéricos del sexo. Los años 50 no eran estos tiempos en los que se podía escribir con libertad. La publicación de aquel libro levantó ampollas y trajo persecuciones implacables sobre el autor y sus discípulos.

Las páginas de su primer libro salían plagadas de errores, y se corregían una y otra vez. Samael quería editarlo lo antes posible y cuando un alumno le dijo: "Maestro el libro está saliendo con errores ¿qué hacemos?" él, con suma rapidez contestó: "los errores los dejamos como pasto a los intelectuales. Muchos de ellos al no tener con que comparar esta obra para sacar conclusiones, contarán los errores y nos juzgarán sin compasión".

El Maestro dijo a uno de sus alumnos: "ya se revolvió este pueblo, ahora nos toca seguir la labor de divulgación; debes salir ya para la ciudad, llévate unos 100 libros y regálalos”. Muchos fueron rechazados y arrojados al cesto de la basura. Al comentarse al maestro este hecho, él contestó: "no te preocupes de allí lo recogerán los que lo necesitan".

A pesar de las oposiciones, los libros distribuidos empezaron a cumplir su misión, fueron cayendo en otras manos y comenzaron a llegar cartas tanto de Colombia como de otras naciones, las cuales contestaba Samael incesantemente, formándose grupos gnósticos por todo Latinoamérica.

Después editó su obra "La Revolución de Bel". Esta obra salió en el mes de octubre de 1950 y a los 8 meses, es decir, hacia junio de 1951 se sacó el "Curso Zodiacal". En el año 1952, escribió "Apuntes Secretos de un Gurú", más tarde y en ese mismo año, escribió también su libro titulado "Medicina Oculta y Magia Práctica”. Detrás llegó el resto de su obra.
M. Sivananda
M. Luxemil
M. Samael Aun Weor
La creación del Movimiento Gnóstico Internacional, demandó grandes luchas y prolongados sacrificios y esfuerzos. Samael, realizó importantes llamados a todas las religiones, logias, escuelas filosóficas, etc., para que se uniesen, en un último intento de ayudar de forma más directa y eficaz a la humanidad.



 
Así, en el año 1958, se logró la unión de tres importantes movimientos espirituales: “Acción Libertadora de América del Sur” (A.L.A.S.) dirigido por el científico Francisco A. Propato, (Maestro Luxemil); el "Aryabarta Ashrama" movimiento vinculado con la india, creado y dirigido por Sri Swami Sivananda, y el “Movimiento Gnostico”, fundado y dirigido por el Maestro Samael Aun Weor.

Samael decía en abril del año 1953, en “El vestíbulo de la Sabiduría” lo siguiente:

Caro lector:

Lee mi obra con desapasionamiento, está compuesta por libros de ocultismo puro, muy especialmente dedicados a todos aquellos que aspiran al sendero Dévico (Iniciatico). Cuando las dudas te asalten, lee mis libros. Cuando sientas palpitar las ansías del anhelo espiritual, lee mi obra.


Cuando los seudo-espiritualistas te insulten y te hieran, acuérdate hermano mío, que estos libros son unos amigos fieles y sinceros, que siempre están dispuestos a consolar tu adolorido corazón.
Cuídate hermano mío, de aquellos "lobos con piel de ovejas". Se prudente, se cauto, y aléjate de todas esas "jaulas" espiritualistas, que son verdaderos centros de explotación y de corrupción moral. Los dueños de todas esas logias están ahora celosísimos de sus negocios, consideran al Maestro Samael Aun Weor como un elemento peligroso.

Tienen razón esos magos negros; yo soy un elemento peligroso para ellos, porque les quito la máscara, y desnudo su vergüenza ante el veredicto solemne de la conciencia pública. Esos malvados luchan por el negocio, y se apresuran a defenderlo.

Les digo a todos esos dueños de logias, que no me tengan tanto miedo, porque no necesito de los dineros de nadie, ni extiendo certificados, ni envío cursos por correspondencia, ni fundo "escuelas", ni doy diplomas para enriquecerme.

Si pensáis que Samael, les he atacado para quitarles su clientela, estáis equivocados, porque no tengo escuelas, ni necesito de clientes.

Yo no quiero secuaces ni seguidores, sino, tan solo imitadores de mi doctrina, la gnosis. Yo no sigo a nadie, ni quiero que nadie me siga a mí; lo que quiero es que cada cual se siga a sí mismo. Yo únicamente soy un faro de orientación en este mar de la existencia, y no necesito de clientela para poder vivir.

Como estoy en contra de los esclavizadores de almas, no quiero esclavizar a nadie, ni comulgo con los verdugos de ideales.

Maestros hay muchos, yo únicamente soy uno de esos tantos, y quien quiera buscar a los Maestros, que los busque dentro, en las profundidades de su conciencia interna.

Hace mucho tiempo que todos los hermanos espiritualistas del mundo aguardaban al gran Avatar de Acuario. No aguardéis ningún otro mensajero, porque yo soy el iniciador de la nueva era.


El árbol se conoce por sus frutos. Yo soy un árbol, mis frutos son mis obras; estudiarlas, practicarlas, y no olvidéis que cuando el discípulo está preparado, el Maestro aparece.


Mi obra es para todos aquellos que ya pasaron por las escuelas de los baales. Mis libros son para todos aquellos que ya bebieron en el cáliz amargo de todas las escuelas espiritualistas.


Ya me liberé, ahora libérense ustedes hermanos míos, aquí les doy la clave para que entren al edén por la misma puerta por donde yo entré. Yo descubrí la puerta y entre, ahora te muestro también la puerta, para que entres como yo entre.


Me bañé en todos los ríos sagrados, practiqué penitencias, y los pórticos de todos los templos de todas las religiones del mundo tan sólo me brindaron el consuelo de un día... y defendí a distintas escuelas espiritualistas, pero ninguna de ellas pudo consolar mi adolorido corazón.


Los sacerdotes de las religiones del mundo me hicieron severas amonestaciones y ninguno de ellos logró consolarme.

Lo único que dio bálsamo a mi alma, fue el Intimo,. El único que pudo dar felicidad interna a mi corazón, fue mi Real Ser. La única puerta por donde pude entrar al edén, fue aquella por donde salí, y que ya había olvidado y profanado. Esa puerta es el arcano A.Z.F.

Samael Aun Weor.

También y como punto final de esta pequeña biografía, dejamos la opinión del Maestro Samael respecto a la doctrina gnóstica, mediante una pregunta que le hicieron en un auditorio.

Pregunta: Ese Mensaje suyo, se dice que es, un real Cuerpo de Doctrina. Es lógico que por ser una Enseñanza tan completa, encierre en todas sus partes un Cuerpo de Doctrina. ¿Ese Cuerpo de Doctrina viene siendo el mismo de Moisés, el mismo de Jesús, o hay alguna diferencia?

Respuesta: Los principios básicos de la gran Sabiduría Universal son siempre idénticos. Tanto Hermes Trismegisto, como el Buddha, Quetzalcóatl, Confucio, Krhisnha, Mahoma o Jesús de Nazareth (el Gran Kabir), etc., entregaron un Mensaje. Cada uno de ellos contiene, en sí mismo, los Principios Cósmicos de tipo completamente impersonal y universal.

El Cuerpo de Doctrina que estamos entregando ahora, es revolucionario en el sentido más completo de la palabra, pero contiene los mismos Principios que enseñara el Buddha en secreto a sus discípulos, o aquellos que el Gran Kabir Jesús entregara en secreto a sus apóstoles; es el mismo Cuerpo de Doctrina, sólo que está presentado en forma revolucionaria y de acuerdo con la Nueva Edad que ya se avecina.

Cuando digo así: “Nueva Edad que ya se avecina”, no me estoy refiriendo, propiamente, a la Era de Acuarius que ya comenzó; cuando yo hablo de la “Nueva Edad que ya se avecina”, me refiero a la futura Edad de Oro, pues el Ejército de Salvación Mundial que estamos preparando ahora, tiene que recibir las Enseñanzas que se darán en la futura Edad de Oro.

Esa futura Edad de Oro vendrá después del Gran Cataclismo, y el mismo se sucederá en esta Era del Aguador que ya está comenzando. Así pues, quien recibe este tipo de Enseñanzas, se prepara, de hecho, no solamente para la Edad del Aguador, sino también para la futura Edad de Oro.

El objetivo es que los hermanos, nuestros discípulos, los estudiantes, aquellos que están hollando la Senda que conduce a la Liberación Final, no solamente estudien nuestros libros, eso no es suficiente; se necesita algo más: se necesita que mediten en mis libros, que comprendan cada palabra, cada frase y, por último, es necesario que lo experimenten, que lo vivan, que puedan Autorrealizarse... Y a eso va, precisamente, el Cuerpo de Doctrina: a servir de instrumento, a servir de indicación para la Autorrealización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada